NO CABE EN LA FOTO

El por qué del título de hoy vendrá más tarde en esta crónica del día 15 de viaje en la autocaravana…La mañana comienza en un pueblo llamado Constancia (todo el mundo nos ha hablado de él, no se todavía por qué) Digamos que lo fundamental el que allí se juntan el Tajo y el Zere y que sirve de antesala al castillo de Almourol (que eso si tiene su importancia). El pueblo es mono…en él vivió Camoes cuando fue desterrado a esta zona de Portugal (lo explotan de maravilla, vamos como si hubiera partido para Goa o hubiera escrito a orillas del Tajo, Las Luisiadas). Con todo la hechura de Constancioa con calles estrechas y empinadas, su iglesia de la Misericordia bien merece un paseo y café incluido (hoy tocaba un pastelito autóctono de almendra que hacen unas monjas)

De allí apenas a cinco kms el Castelo de Almourol del siglo XII y enclavado en un pequeño islote en medio del río Tajo. Muy bien conservado y que sirvió de defensa de la zona. Diez torres incluida la del homenaje (la verdad es que cuando uno viaja a Escocia y ve alguno de los castillos en ruinas y nos parece un perfecto entronque con la historia. Este supera a muchos de los que consideramos imprescindibles allá, pero estamos en Portugal) A él se llega con un pequeño bote y previo pago de 2,50 €, viaje y visita incluidos…(lo que no te cuentan es la cantidad de escaleras y pendientes hasta llegar a lo alto de la Torre del Homenaje y ver el paisaje a un lado y otro delTajo…

Tercer punto en esta etapa corta en kms, pero intensa en contenido. Fátima…lo dicho intensa porque creyente o no hay que pasar por este lugar para ver el fenómeno que supone la fe de las personas. Primero porque la plaza y la basílica de la Trinidad (la nueva) son una muestra de arquitectura y espacio contemporáneo digno de verse. Y luego porque siempre hay escenas de creyentes máximos que cumplen sus promesas de los beneficios “milagrosos” completando algún recorrido de rodillas…hay que tener mucha fe.

De ahí saltamos a Batalha…su iglesia-monasterio (Santa Maria de la Victoria) se erige en honor de la batalla de Aljubarrota en el siglo XIV, donde unos pocos portugueses, ayudados por algunos ingleses al mando del rey Juan(aquí Joao) I de Portugal  derrotaron a los españoles al mando de Juan I de Castilla, contra pronóstico y Joao (casado con una inglesa, de ahí la ayuda de los insulares) prometió erigir un gran monasterio (tan grande es que no cabe en la foto…ahora lo entienden). Además del construido bajo los auspicios de Joao (el y la inglesa están enterrados en la basílica), posteriormente el sucesor de Joao, Alfonso V, en este caso intentó también construir un añadido para colocar allí su sepultura y las de sus hijos, pero no se acabaron las torres y ahora como atractivo turístico se añade en la visita “las capillas imperfectas” (no se pagan aparte) La verdad es que no me extraña que la Unesco lo declarara Patrimonio de la Humanidad, es todo un compendio del arte “manuelino”.

Comida rápida (apenas un tente en pie) y al monasterio de Alcobaça…otro patrimonio de la Unesco…también de obligado cumplimiento, aunque este si cabe en la foto. Arte manuelino y sorpresa en su interior, sala capitular incluida, una muestra de los dulces de la región (había. Franceses, belgas y de Madeira)…una región ampliada, siempre que sea con dulces o licores (todos monacales, son más espirituosos)

Para mi lo más destacado de las iglesias principales de estos monasterios, es la altura que alcanzan…yo no había visto nada igual, o me falla la memoria. No se ha ido a Portugal (viaje global si nos has pasado por estos dos Monasterios, lo demás puede esperar). De ahí nos hemos ido directamente a Nazaré (todo el mundo suspira por Nazaré) La gran decepción de lo que llevamos de viaje. Una playa bonita (como hay muchas) y una ciudad desanjelada (es noviembre). Tanto es así que teníamos previsto cenar en algún restaurante de su paseo frente al mar. No había ninguno con ese atractivo que llame nuestra atención…Pues carretera y manta y aquí estamos cerca de Óbidos (ese si es una visita obligada, pero eso mañana)