ETAPA 1 Hasta Pinos Puente

HASTA PINOS PUENTE

El día amanecía frío en Granada…la churrería Alhambra cerrada y por lo tanto debíamos posponer el “chocolate con churros” para más adelante o mejor ocasión… estaba por ver. Carretera y manta era la opción. Calle San Jerónimo desde la catedral y a las grandes avenidas. Desde luego salir o cruzar grandes ciudades son el principal enemigo de los Caminantes…mira que es aburrido. No hay más remedio. El primer pueblo al que llegas (está pegado a Granada) es Maracena y aquí ya hemos tenido el primer lío (la señalización del camino, nuestra agradecidas flechas amarillas, es deficiente en algunos puntos clave). Menos mal que con, la ayuda de algún lugareño hemos vuelto a la senda adecuada. En este pueblo (largo de cruzar) nos hemos encontrado con una churrería en un kiosko al uso…pues eso unos buenos churros con chocolate (no como el de Alhambra, todo hay que decirlo). Al finar de Maracena y antes de llegar a Atarfe empieza una senda como las normales en el Camino, de tierra aunque sea de concentración parcelaria (se agradece la tierra después de tanto asfalto). Estos pueblos tienen todos las mismas características surgidos de una industria agropecuaria que con las diferentes crisis se han venido abajo. Fábricas, dicen que azucareras, abandonadas. Aunque quedan sus estructuras como testimonios de lo que fue todo un sector en auge. Poco a poco vamos consumiendo los más de 20 kms que nos separan de Pinos Puente final de etapa. Antes en la Carretera N-342 nos encontramos con la Casa de Misericordia, que atendía a los pobres (nos dicen que ya no)…y en una recta paralela a la tapia de un cuartel del ejercito (abandonado) avistamos Pinos Puente. Entramos por un lateral de esta carretera y nada más ver el cartel de “Centro” allí está el hotel Montserrat (hay que decir que el único de la localidad) correcto en las habitaciones y sensacional en el restaurante…para comer el menú en la Cruz de Granada a 12 € y espectacular.

TEXT

TEXT

TEXT

Pinos Puente es una localidad divida en dos comunidades…una parte de la ciudad está poblada por personas de la etnia gitana y la otra por los de nuestra etnia. La pregunta es ¿qué tal? (Lógica para un profano como yo)…la respuesta ha sido fácil “muy bien la convivencia”. Destacan aquí en Pinos Puente dos chimeneas de ladrillo visto (seguramente de finales del XIX) iluminadas, como estandartes de lo que fueron. Eso si hoy una harinera y la fábrica del aceite son las principales industrias de esta zona en la Vega de Granada. Mañana hasta Alcalá la Real con la subida de Olivares a Moclín…si llego os lo cuento mañana.