FITZ ROY

Hoy la magia del día la ponía esta misma mañana una montaña mítica en la cordillera andina de la Patagonia argentina. Aunque te desvíes 80 kms de la RN40 es impensable pasar por aquí y no seguir hasta El Chaltén una ciudad creada para y por esa montaña conocida mundialmente como Fitz Roy, nombre del marino inglés que la divisó desde  Pacífico…Salimos de Gregores tempranito y con la mirada puesta en el cielo de la estepa patagónica…Ayer llovió en Gregores y alrededores y la verdad es que no las teníamos todas con nosotros. El Chaltén sin poder ver en todo su esplendor el Fitz Roy no es lo mismo y hay que tener suerte para pasar un día y verlo de pleno. Nosotros habíamos previsto una tarde y una mañana (por si acaso).

Antes de relatar el resultado final hay que empezar por denunciar El despropósito de la RN40 entre Gregores y Tres Lagos…primero unos 60 kms de asfalto (los hemos visto en mejores condiciones), luego setenta y dos  kms de ripio puro y duro (si además te cruzas con un encuentro de Land Rover’s holandeses a toda máquina el peligro de que una piedra te rompa  el parabrisas era una realidad latente). Y terminas el ripio y tienen otros sesenta de asfalto en inmejorables condiciones…que alguien nos lo explique por favor…Un señor de Gregores nos dijo que ese “trozo” de ripio se había pagado ya tres veces su asfaltado…Una broma de mal gusto…

Llegados a Tres Lagos hay que reponer nafta por aquella costumbre de la Ruta de ir siempre con el depósito lleno (por si acaso). Y de ahí, con un cielo azul, sin mácula, hacia el Lago Viedma y El Chaltén. Primero divisas el lago Cardiel y te parece un paisaje de enseñar las fotos…y ya metidos en la carretera (no la Ruta 40) que te lleva hasta El Chaltén lo primero que ves es el Lago Viedma y el glaciar…atrás queda la parte de estepa patagónica que hemos venido recorriendo en los últimos días y enfrente vas viendo todos y cada uno de los montes que conforma esta parte De cordillera. Montañas con bastante nieve todavía en un rosario que los objetivos de las cámaras no pueden abarcar (ni las panorámicas de los móviles tampoco). Y al lado derecho (según se mira) aparece majestuoso el Fitz Roy (limpio como una patena, vaya pedazo de suerte…dicen que hay personas que vienen cuatro días y se van sin verlo limpio…sin sombrero que valga) A su lado el cerro Torre como desafiando a su hermano mayor. A tu izquierda, según mires, las tres “Punxas” aguardan escaladores atrevidos (no piensen un en mi). Primeras fotos…segundas fotos y hasta unas terceras para la montaña mágica… ya en el pueblo y después de dejar la cosas en el hotel a comer y salir disparados a los treinta y siete kms hasta el Lago del Desierto, más ripio (no podía ser menos), primero una cascada (la dejamos para la vuelta). De frente la gran montaña desde otro ángulo (para que va foto y cada minuto Na parada !así no llegamos¡ pero cada ángulo encierra algo nuevo)como posesos a fotografiar todo lo que se menea (en este caso lo quieto). Mientras seguimos una nueva cascada, esta de poca monta. A estas alturas cualquier lago ya nos parece una anécdota, aunque como éste tenga 12 kms de largo y dos arquitos  dediquen a turistear. Un paseo para ver el glaciar de los Hemules (proyecto de glaciar ante lo que nos espera en el Parque Nacional de los Glaciares). Por cierto anuncian la presencia de “hemules” a cada rincón y todavía no hemos visto uno. Volvemos por donde hemos venido otros treinta y siete del ala. En la vuelta y con el sol de poniente volvemos a la operación “dedillo en el disparador  de fotografía”. Antes visita a la cascada del “Chorrilllo”, esta va en serio. A cenar después de una cola de 40 minutos en La Tapera…un lugar acogedor dirigido por Chino un porteño que ha hecho su “agosto” en El Chaltén con tres turnos al mediodía y a la noche (aquí pasan todas las nacionalidades). Producto argentino, elaboración argentina pero con cierta gracia y por eso está hasta los topes. Un cartel de la feria de San Juan y San Pedro de Alicante de 1998, con José Tomás como estrella y varios altares dedicados a Maradona (lo único  del local). La comida una y el precio justo….Hay que decir que el bife, los hemos comido mejores…Hasta mañana en El Calafate.