LA CUEVA DE LAS MANOS

Se presentaba el día complicado por el programa que habíamos previsto para llegar desde Esquel a Gobernador Gregores pasando por La Cueva de las Manos y el Parque Nacional Perito Moreno…dependía de tres elementos…llegar a la cueva al turno de las diez y salir antes de las once. Repostar en Bajo Caracoles (había que llenar el bidón supletorio por si acaso), comer rápido y además que no lloviera. Todo porque el PN Perito Moreno está a más de 90 kms de la RN40.  Demasiadas casualidades. Primero salimos de la cueva más de las 12,15 (primer handicap). En el ripio (unos 30 kms hasta bajo Caracoles) fuimos más lentos por el piso y paramos en diferentes ocasiones porque el paisaje o los animales en la carretera guanacos y ovejas lo merecían. A todo ello 90 kms desde Las Horcadas y amenaza de lluvia nos hicieron desistir de ir al PN Perito Moreno (queda para la próxima)

Pese a este pequeño cambio el día ha sido de los más fructíferos de esta RN40…Por qué? Solo una sola cosa haría sido suficiente…La Cueva de las Manos, pero es que además en el viaje desde Esquel (88 kms hasta el desvío y después 28 de ripio) el paisaje es de los que vienen dejando huella en el patrimonio colectivo de esta aventura. Pura Patagonia en su máxima expresión…primero con las ovejas y guanacos conviviendo con la Ruta. La inmensidad rota por algunos cerros que configuraban un paisaje de “horizontes lejanos. Alguien en la camioneta ha dicho de esa montaña podrían salir ahora mismo los sigue en una película del Oeste…cierto. Cuando pasas el desvío hacia la Cueva las subidas y las bajadas vas descubriendo nuevas imágenes para el recuerdo en el Cañodón Caracoles Chico (en Instagram o Facebook las tenéis). Pasas esas primeras estribaciones y llegas a un lugar donde una manada de guanacos hacen de la suya (fotos en redes sociales). Sigues y por fin descubres allá abajo unas casetas (será la recepción de la cueva?. Pues si). Somos los primeros porque son las 9,30 horas. Los guías están preparándose para el servicio de hoy.  Frío, mucho viento, pero con ganas de empezar. Se agregan al grupo una pareja de Buenos Aires y dos yankies de California. Para matar el tiempo recorremos una exposición sobre la cueva y su entorno…A las diez aparece nuestra guía y da comienzo “la función”…unas explicaciones del entorno especialmente Del Río Pinturas al fondo y del Cañodón que nos va a acompañar durante la visita y que tiene relación directa con las pinturas que veremos en la Cueva (Cuevas)…Unos 600 metros después de Artur llegamos a la primera cueva con profusión de pinturas…nos explican que las primeras manos y los primeros guanacos representados (en amarillo) datan de hace unos 9300 años…se cree que hace más de diez mil años que esta zona de la Patagonia estaba habitada por pequeños núcleos familiares…y que continuaron habitándola hasta hace unos mil años…los colores de las pinturas utilizadas (aunque los motivos eran similares) determinaron la edad de las mismas. Como en todas las pinturas rupestres encontrada en el mundo reflejan la vida cotidiana de estas civilizaciones…Caza y convivencia con los animales de su entorno. Aquí guanacos (principalmente), el puma, lagartos, los choiques y una especie de ciervo (a lo bambú) llamado huemul y pequeños y grandes roedores. Pero lo que la distingue de otras rupestres son los negativos de manos de todos los miembros de la familia sin discriminar a nadie…cientos de manos en rojo y negro, incluso en lance o amarillo conforman una expresión artística difícil de catalogar porque va desde esos 9300 años hasta hace mil y siempre con la constante de las manos.

Si nunca lo vieron apresúrense a ver un reportaje de National Geographic y luego vengan a Vajo Caracoles a verlo en directo es algo insuperable.  Mañana el Fitz Roy… uno de los grandes hitos de esta travesía.